Shocking Dark aka Terminator 2 aka Alienators aka Contaminator (1989)

por Bruno Mattei [GÉNERO: Italoexploitation – SUBGÉNEROS: Pánico en las cloacas / Serie B / So 80s –

MEDIA TOTALISTA: 5.8 points

TARGET: Relleno de estantería en los desaparecidos videoclubs ] Un equipo científico-militar se infiltra bajo la infraestructura de la Venecia del futuro año 2000, completamente deshabitada debido a la polución, para rescatar a una expedición desaparecida. Enorme y descarado plagio lowcost de Aliens, al principio, y de Terminator, al final, que da verguenza ajena de lo explícita que es la copia y lo malísimamente ejecutada que está. Es algo tardía, estas cintas exploitation eran más de los 70.

Cuenta la leyenda que el avispado director decidió producirla con cuatro duros un año antes del estreno de la auténtica Terminator 2 de Cameron, y estrenarla con el mismo nombre.

Parece que se estrenó con nombres diferentes según el país.[1:18]Actuaciones pésimas, guión penoso, tópicos por doquier, acción estúpida y efectos especiales paupérrimos, pero una entretenidísima atmósfera cutre-salsichera 80s que no tiene ninguno de los Sharknados contemporáneos porque… ¡la peli se toma en serio a sí misma! A destacar los escenarios industriales en los que se rodó la cinta, una cosa que siempre me ha fascinado. Debido a mi profesión he visto unas cuantas infraestructuras industriales y dónde el público general probablemente no vea más que tubos y vapor algunos logramos ver tuberías calorifugadas, bancadas de motobombas, y cubetos de retención para depósitos de productos químicos. Precisamente en uno de estos tanques calorifugados resulta que, por magia del guión, se esconde una máquina del tiempo. ¡Genial Deus-Ex-Machina!

La única pega es el exceso de vapor por todas partes, que salta mucho a la vista que se trata de máquinas de humo para discotecas ocultadas detrás de tuberías.

Y ese terminator cutre del final al que no le hacen nada los disparos pero que se amedrenta con un poco de espuma de extintor. Coherencia a tope. Esto sólo podía pasar antes de los 2000. Benditas sean las décadas del copyleft.

¡Ah, que bien me ha sentado un poco de cutrerío después de ver Dirk Gently!

Trailer:

Retropromo, ya que parece que tiene cierto estatus de cutre-culto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *