El QuimiPop ASESINO anda Suelto!!

 

El tronxo

A grandes rasgos viene a ser el límite que todas las cosas tienen

Por Ulianov (26/04/1996)



Aquí no se busca la creencia en la nada, se busca el mostrar la realidad del algo. Se busca el no caer en el Vegetativismo Ya hemos visto en la introducción que era el Tronxo a grandes rasgos, ahora intentaremos mostrar, lo más concretamente posible, todas y cada una de las acepciones a las que se puede aplicar el Tronxo. Cada una de estas acepciones va degenerando más, acabando en la oposición total al Tronxo, el Anti-tronxo.

El Tronxo es, como ya hemos visto, la parte visible de lo que sucede en la realidad, o sea, en la parte de la realidad que nosotros podemos captar a través de los sentidos. Ya hemos comentado también la necesidad de que las cosas provengan de algo, ya que nada surge de la nada. Por eso el Tronxo a grandes rasgos viene a ser el límite que todas las cosas tienen. No existe nada en el mundo que conocemos que no tenga límite, se dice que el espacio es infinito, sin embargo, todas las estrellas, planetas y constelaciones que conocemos tienen un límite. Se dice que Dios es infinito, pero no hay nadie que pueda mostrarlo ni demostrarlo. Se hacen problemas matemáticos buscando en que la solución es infinito, resultado totalmente falso y engañoso, ya que cualquier número, sea el que sea, tiene una numeración concreta en unidades, decenas, centenas, unidades de millar, y así dependiendo de las cifras del que éste se componga. El infinito no existe, pero de eso ya hablaremos en el punto siguiente, ya que el Anti-tronxo se basa en esta afirmación.

Muy probablemente, a simple vista, no se comprenda en absoluto lo que acabamos de explicar, no es de extrañar. Todo lo que conocemos en el mundo está limitado, nunca debemos dudar de ello, nadie vive eternamente, nada dura eternamente, todo tiene un final, o sea, todo tiene un límite. Las religiones, ese lastre social que nos ha frenado durante los últimos 1750 años (sobretodo a la sociedad occidental), y de la cual ahora empezamos a soltarnos ha basado toda su concepción en la creación de un ser supremo e infinito, el cual no podemos, ver, ni oír, ni mucho menos sentir, sólo podemos creer. Pero qué es la creencia en realidad, ¿qué es la fe? La fe es el miedo al límite, el miedo al final de las cosas, nadie quiere que su vida acabe, e intenta buscar la solución a ese hecho, ¿cuál es el problema?, muy sencillo, la solución no existe, Pascal decía que era mejor creer en Dios, ya que si existía te asegurabas el cielo, y si no existía que más daba, no costaba mucho ser practicante. Moisés ben Maimón (Maimónides), hace más de 7 siglos, ya mostró en su obra que la religión carecía de sentido, intentó mostrar a la religión judía que la Torá no podía haberla escrito Moisés, que la carne no resucita, intentó instaurar el racionalismo, usar la cabeza, y no dejarse guiar por documentos, que por muy antiguos que sean no pueden contener en ningún modo la verdad absoluta de las cosas. Sin embargo, el pueblo judío decidió decantarse por el Pietismo, por la búsqueda de la fórmula mágica de la creación, por la búsqueda del mensaje escondido. La Cabalá sólo es otra forma de fe, o sea, otra forma de engañarse.

Vemos como las religiones, en su intención de dominar al hombre, han hecho lo imposible por mostrar al mundo que si no se cree o se practica, cuando llegue la muerte no se podrá esperar nada bueno. Han intentado mostrar al hombre que los límites sólo los pone el hombre, ya que para Dios, esos límites no existen, y sólo han dado una razón para demostrarlo, la fe. Marx dijo que la religión era lo que necesitaban los pudientes para dominar a los trabajadores (los potentiores y los humiliores de San Agustín) si se comportaban bien en la tierra se ganarían el cielo, pobre y feliz, que más se puede pedir. Nosotros queremos mostrar que todas las religiones en si mismas son una total farsa, no podemos negar la existencia de Dios, ya que si bien es cierto que no se ha podido demostrar que existe, tampoco se ha podido demostrar que no existe. Pero una cosa si que es cierta, si realmente existe, ha de ser un ser limitado, como todas las cosas que existen en el universo, nadie se escapa a eso, por muy supremo o divino que sea.

El Tronxo puede ser contemplado por cualquiera, ya que es la parte visible de la creación. La parte que no vemos, también existe, pero es imperceptible por nuestra negativa a creerla. Gran culpa de esto la tienen las religiones, se han pasado la historia intentando hacer creer en la figura de Dios, sin embargo, jamás han aceptado nada que no pudiera demostrarse, quemaron a Servet, desacreditaron a Maimónides, durante años se despreció a los Sunitas.

El Totalismo atómico tiene como objetivo mostrar a la gente la verdad que les envuelve, no como una religión, sino como una imagen real de lo que sucede alrededor. Aquí no se busca la creencia en la nada, se busca el mostrar la realidad del algo. Se busca el no caer en el Vegetativismo, (del cual ya hablaremos en otros puntos) muy promulgado por diferentes medios de comunicación en todo el mundo. El Totalismo rehuye la masa para concentrarse en el individuo, cada persona en si misma es capaz de comprender el mundo a su manera.

Todo lo demás son engaños, viles patrañas que quieren manipular al individuo, conviertiéndole en un muñeco, con el cual juegan todos aquellos que se dedican a manipular mentes. El Totalismo es la esencia de la vida, la búsqueda de la libertad de la idea del individuo por encima de todas las demás concepciones o convicciones. El Totalismo no engaña ni manipula, no miente, no busca la creencia, busca el conseguir que la totalidad se una en el átomo>, o sea, la totalidad del uno. La persona individual es mucho más importante que la totalidad general, siempre que la individualidad englobe el todo. Ya que sólo así puede conseguirse la llegada al estado Total.

<<< Anterior | Enziklopedia | Siguiente >>>

 

 

 

Visite nuestros patrocinadores: