La matanza caníbal de los garrulos lisérgicos

nota: 5.72

No apta para paladares demasiado finos.

Esta película La matanza caníbal de los garrulos lisérgicos está íntegramente basada en hechos reales ocurridos en la provincia de Ourense.

Pero para ver en el estado de ánimo y ganas, que hay que tener para verla, esta película se hace interesante. Todos sabemos simplemente por el título lo que nos vamos a encontrar. Y la película cumple.

El choque cultural y generacional entre las dos generaciones – una rural y retrógrada; y otra urbanita y libertina – se encuentran en esta incrucijada en la que los rencores propios de la generación «olvidada» se materializan de la peor manera contra una nuva generación carente de valores, una generación joven que ha despreciado y enterrado todo un legado cultural de una vieja generación en aras del divertimento barato y frívolo.

Antes de visionar éste disparate hay que tener claro que La matanza caníbal de los garrulos lisérgicos es una película sin pretensiones, realizada por cuatro amigos con ganas de pasárselo bien. Cualquier otro propósito que tengas que no sea el de pasar un rato de risas, será perder el tiempo. Y no hay que ser un lince para ver que el objetivo de sus autores no es otro que el puro cachondeo.

No es el El diario de Bridget Jones ni nada parecido, La matanza caníbal de los garrulos lisérgicos afortunadamente, es gore hispánico, cutre, zafio, desmadrado, falto de financiación y lo que queráis, pero es entretenida, más de lo que me esperaba, el título genial, quien se ponga a verla no puede decir, salvo reblandecimiento del bulbo raquídeo, que esperaba otra cosa, como más parecida a novio a la fuga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.