Menja i calla

nota mitja: 0.0

«A Manos per lo menos estava el Torgo» -Rog, 26/05/2021

Death bed: The bed that eats (1977) por George Barry [GÉNERO: Terror; SUGBÉNERO: Maripili, no te vayas de turismo rural; OPINIÓN:

; TARGET: Cinta de culto tardío]

Extraña cinta de terror setentero medio surrealista en la que disfrutaremos de las digestiones gástricas de una cama que tiene por costumbre atraer a gente y deglutirla, narradas por el alma en pena de una de sus víctimas atrapada en un cuadro. Todo resulta más extraño aun si consideras que la cama está en un viejo caseron abandonado -pero en perfecto estado- ubicado en medio de la nada, al que las personas parecen llegar por arte de birlíbirloque porque el airbnb para alquilar casas rurales aun no se había inventado.

Material quaremfílmico de primerísima división, de tradición parecida a Manos, the Hands of Fate, o La bestia de Yucca Flats.

Cuenta la leyenda que el autor no encontró quien la distribuyera y quedó rezagada a la distribución pirata en VHS durante los ochenta en Australia, Nueva Zelanda y España. Parece ser que las pocas copias dobladas que se editaron en España son material ultra-raro de elevadísimo valor coleccionista. A principios de los 2000 el creador descubrió la existencia de estas copias leyendo alguna review en foros de intenet, y eso conduciría a un estreno en salas en el 2003 y una posterior edición en en DVD, seguida de una copia remasterizada en Blu-Ray 10 años después.

Netflix, queremos una serie sobre esta película oculta y como llegó resurgir 30 y pocos años después colándose en la mayoría de tops de películas bizarras.

Hay escenas que perdurarán en vuestra memoria, como la del escritor leyendo antes de ir a dormir.

Una escena vale más que mil trailers:

Un comentario:

  1. Mis respetos, señores. Deseo preguntarles si según ustedes este filme guarda relación alguna con El sofá asesino (Killer Sofá). ¿No encuentran muy pendejo que ambas producsiones estén protagonisadas por muebles con instintos criminales? Mis dieses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.